EDITORIAL: La misión y lucha de la iglesia actual

Baptist Press
|
Posted: Mar 23, 2012 5:52 PM
EDITORIAL: La misión y lucha de la iglesia actual
NOTA DEL EDITOR: La columna First-Person (De primera mano) es parte de la edición de hoy de BP en español. Para ver historias adicionales, vaya a

http://www.bpnews.net/espanol

GRAPEVINE, Texas (BP) -- En nuestras iglesias locales tenemos que reconocer que existen dos realidades que siempre están presentes. La primera es, que la iglesia tiene una misión clara para estar aquí en este mundo; pero a la vez reconocemos que hay una lucha que siempre está por delante.

Esta misión está basada en Mateo 28:18-20 y todos la conocemos como la Gran Comisión.

"Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén."

La misión es clara y la Gran Comisión nos da las pautas para poder existir aquí en este mundo.

La otra cara de la moneda es que tenemos que reconocer que al vivir en este mundo se nos presenta una lucha tremenda que siempre está por delante. Efesios 6:12 nos habla de esta lucha:

"Porque no tenemos lucha contra carne y sangre, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de la tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales."

Esas son las dos realidades que están presentes en cada una de nuestras iglesias. Sabemos que debemos poner en práctica la Gran Comisión, pero a veces la iglesia local pone en práctica la

Gran Omisión. Sabemos que el Señor nos ha llamado a evangelizar a los perdidos y discipular a cada nuevo creyente para que vivan una vida abundante en Cristo y que sean maduros para trabajar eficazmente en la iglesia. Pero a la vez, reconocemos que tenemos una lucha continua con Satanás. El diablo siempre quiere desviar, molestar, dividir y estorbar la vida de una iglesia local. 1ra de Tesalonicenses 2:8 nos dice:

"por lo cual quisimos ir a vosotros, y yo Pablo ciertamente una y otra vez; pero Satanás nos estorbó."

Cada cuerpo de Cristo tiene metas y propósitos en cuanto a su comunidad, pero mientras esté obedeciendo la Palabra de su Creador, se encontrará con muchos ataques del enemigo. Se puede decir que realmente hay dos tipos de planes en este mundo: El Plan Satánico y el Plan de Dios. Creedme que el diablo tiene un plan para la iglesia local en este mundo. Veamos algunas tácticas que el diablo usa para estorbar a nuestras congregaciones:

* Satanás van cegando los ojos de los incrédulos. (2 Corintios 4:3-4)

* Satanás va robando la Palabra de Dios cuando llega al corazón a las personas no salvas. (Mateo 13:19)

* Y Satanás usa la falsedad para asolar a la iglesia local continuamente. (Mateo 13:37-40)

Pero ahora vemos el Plan Divino que es nuestra misión: de ser la sal de la tierra y la luz del mundo. Mateo 5:16 nos dice:

"Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos."

El Plan Divino que es nuestra misión tiene que ver con la victoria. Romanos 8:37 nos dice:

"Antes, todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó."

La iglesia de hoy tiene que tener su mirada siempre en Cristo. Cuando estamos en Cristo vamos a vencer y siempre vamos a ganar la batalla. Recordad que para Dios no hay nada imposible. Ya es tiempo que nuestras iglesias locales sean fuertes, crecientes y victoriosas. Esa es nuestra misión aquí en este mundo.

Dr. Mike Gonzales es director de los Ministerios Multiétnicos de la SBTC.

Copyright (c) 2012 Southern Baptist Convention, Baptist Press www.BPNews.net